Red Sostenible y Creativa

Switch to desktop Register Login

Blog sostenible y creativo

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han usado en el blog.
Publicado por en en salud
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 7226
  • 1 Comentario
  • Imprimir

LA NOESITERAPIA, CURACIÓN POR EL PENSAMIENTO, EN LA RED.

Y esto es lo primero que debemos entender para definir que es la NOESITERAPIA: podríamos decir que noesiterapia significa (en griego),CURACIÓN POR EL PENSAMIENTO; podríamos decir que se basa en el hecho de que el cerebro es un ordenador biológico y que el pensamiento es la herramienta con la que programamos ese cerebro (y toda nuestra vida); podríamos decir, que el Dr. Escudero, creador de la Noesiterapia lleva casi 40 años operando y ayudando a parir a las mujeres con anestesia psicológica, pero la mejor definición de NOESITERAPIA creo que podría ser: Un sistema que, bien utilizado hace que los pacientes nos den los abrazos que nos dan cuando terminamos de operarlos.
 

La sonrisa de José Luis aparecía ocupando toda la pantalla a través de mi cámara, mientras mi padre le estaba operando.

Era necesario hacer una pequeña corrección para mejorar el bienestar circulatorio de sus dos piernas, y mi padre (el Dr. Escudero, Angel para los amigos), le estaba interviniendo  como lo hace siempre a todos sus pacientes, sin necesidad de anestesia química, usando sólo el poder creador del pensamiento del paciente, capaz de programar su propio cerebro en positivo para lograr la anestesia psicológica.

Supongo que a quien esto le resulte un tema nuevo le podrá impactar bastante, pero en mi caso es algo tan natural como ver amanecer cada día por el Este, porque llevo viendo este tipo de trabajo desde que era una colegiala (y de eso ya hace varias décadas...casi 4 décadas).

Pero volvamos a nuestro protagonista: Conocí a José Luis en un seminario de NOESITERAPIA (curación por el pensamiento). Al final del mismo, mientras yo estaba dando la clase de maternidad y explicando algunas claves para conseguir la anestesia psicológica para el momento del parto, me llamaron la atención (como casi siempre suele ocurrir), algunas expresiones de algunas caras de los compañeros y compañeras del curso que me estaban escuchando. En aquella ocasión, la cara de José Luis era muy especial; la forma en que estaba atendiendo cada detalle del curso... incluso cuando parecía que nos estábamos centrando en las embarazadas a las que estábamos preparando en aquel momento para el parto.

Algún tiempo más tarde, volví a encontrarme con aquel cursillista de ojos muy atentos, pero esta vez venía a nuestra clínica como paciente. En aquella ocasión mi trabajo era hacerle un perfil psicológico como parte de su historia clínica, perfil que, en la siguiente visita, le explicaría  para, usando las enseñanzas de la NOESITERAPIA, conseguir afianzar los puntos "fuertes" o positivos del mismo y mejorar todo lo posible los que fueran mejorables. ¿Para qué?... muy simple: cuanto más nos conocemos , mejor podemos manejar nuestras vidas para ser más felices y hacer más felices a quienes nos rodean.

Pues bien, unos días más tarde, amanecía una preciosa mañana de invierno en esta Valencia nuestra donde las mañanas de sol son preciosas en todas las estaciones y las mañanas de lluvia también son, no solo preciosas, sino muy apreciadas.

Mi  padre y yo salimos de casa hacia la clínica donde normalmente operamos. Nuestros pasos fueron más o menos los de siempre: llegamos al hospital, nos vestimos de verde, nos lavamos y entramos en el quirófano para iniciar la intervención quirúrgica.

Esa es más o menos la rutina para cualquier equipo quirúrgico, aunque en nuestro caso, había algunas "pequeñas" diferencias, porque el paciente no estaba en ayunas para la operación, tampoco le iba a recoger un camillero, y tampoco se le iba a inyectar ningún tipo de anestesia química.

La realidad es que, José Luis estaba con su madre en la habitación del hospital de día, había desayunado como siempre y estaba allí esperando tranquilamente a que su cirujano fuera a acompañarlo al quirófano, entró al mismo por su pié, y salió también andando tras la intervención, pero con sus piernas más ligeras que nunca. Pasó todo el tiempo charlando con las personas que le acompañábamos durante la operación.

Aquel día, yo estaba filmando (como siempre solemos hacer, para tener fotos en la historia clínica de cada paciente). Como de costumbre, también estaba muy atenta al monitor donde veía la absoluta normalidad en las constantes del paciente y , ya sobre la marcha, estaba acompañando a José Luis a su cabecera, charlando de unas cosas y de otras. Aquel día, la conversación fue especialmente interesante y divertida porque empezamos a comentar cosas sobre agricultura ecológica y otros temas  de naturopatía,  etc.

Recuerdo que, además, uno de los ayudantes de quirófano, también estaba muy interesado por estos temas, y José Luis y él empezaron a contarse cosas inmediatamente.

Mi cámara seguía filmando, pasaba del campo operatorio (no me gusta llamarlo herida), a la cara del paciente que seguía relajado y charlando animadamente de unas cosas y otras. Por aquello de hacer lo que en medios profesionales se llama "planos de recurso", de vez en cuando mi cámara se detenía en la pantalla del monitor... presión sanguínea perfecta, pulso perfecto, nivel de saturación de oxígeno perfecto ¡Claro que todo estaba perfecto!, aquel paciente estaba siendo operado pero de la forma más natural posible; sin necesidad de anestesia química, con lo cual, la cirugía estaba mejorando su condición física, pero sin necesidad de que luego tuviera que eliminar ningún producto químico.

Terminada la intervención, el paciente, como de costumbre, se levantó, caminó un poco por el quirófano, le dio un estupendo abrazo a su cirujano (eso también suele ocurrir siempre) y lo acompañamos a su habitación, donde su madre le esperaba. Vi en la cara de su madre la expresión de estar realmente orgullosa de su hijo. Finalmente, firmar el alta y el paciente, ya vestido para marchar por su pié a casa.

Medicación postoperatoria: ninguna, como de costumbre.

Algún tiempo más tarde, acompañé a mi padre a dar una charla sobre NOESITERAPIA  en la FERIA DE BIOCULTURA de Valencia. Lo que se sentía en aquel lugar era muy especial; quienes estuvimos allí sabemos que no es fácil explicarlo, pero yo lo definiría como que en el aire se podía respirar la suma de los pensamientos y sentimientos positivos de mucha gente reunida en un determinado lugar por afinidad de temas.

Pese a ser un Domingo y justo a la hora de comer, el salón de conferencias se quedó pequeño. La gente estaba incluso sentada en el suelo. Recuerdo un detalle precioso: Una niña muy pequeña que estaba empezando a llorar porque era su hora de comer, y la madre, que no quería perderse la charla, se sentó en el suelo y , sin perder detalle de la conferencia, le dio de mamar a su hija.

Para ilustrar la charla, se proyectó una película de un parto con anestesia psicológica, donde vimos a la madre entrar y salir del paritorio por su propio pié y dar a luz a su hija mientras sonreía plácidamente.

También se proyectó una intervención quirúrgica realizada con anestesia psicológica... por supuesto, la de José Luis.

Con la complicidad que nos caracteriza a mi padre y a mí (no olvidemos que lo conozco desde que nací); pese a que no habíamos concretado nada, yo suponía que al terminar la proyección de la intervención de José Luis algo  especial iba a pasar...y, efectivamente: mientras la gente aplaudía entusiasmada por lo que acababan de ver y porque su protagonista estaba allí, era un compañero de biocultura... José Luis  subía al escenario y le daba a mi padre un abrazo tan enorme como el que le dio al ponerse de pié en el quirófano al terminar la intervención.

Y esto es lo primero que debemos entender para definir que es la NOESITERAPIA: podríamos decir que noesiterapia significa (en griego),CURACIÓN POR EL PENSAMIENTO; podríamos decir que se basa en el hecho de que el cerebro es un ordenador biológico y que el pensamiento es la herramienta con la que programamos ese cerebro (y toda nuestra vida); podríamos decir, que el Dr. Escudero, creador de la Noesiterapia lleva casi 40 años operando y ayudando a parir a las mujeres con anestesia psicológica, pero la mejor definición de NOESITERAPIA creo que podría ser: Un sistema que, bien utilizado hace que los pacientes nos den los abrazos que nos dan cuando terminamos de operarlos.

 

-Mª Jesús Escudero Villanueva - profesora de Noesiterapia.

Dr. Ángel Escudero Juan - creador de la escuela de NOESITERAPIA.

Para más información sobre el tema: http://dr.escudero.com

 

Comentarios

  • Invitado
    ARON LUNA CAMPA Miércoles, 06 August 2014

    GRACIAS, HOY POR CASUALIDAD ENCONTRE EN YOUTUBE AL DR ANGEL ESCUDERO NO SABIA DE EL,QUE DE GRATAMENTE IMPRESIONADO POR TODO LO QUE VI,YA ANTES HABIA ESTUDIADO UN POCO LO MARAVILLOSO QUE ES EL PENSAMIENTO POSITIVO Y HOY TODO EL DIA LITERALMENTE ESTUVE VIENDO SUS VIDEOS,SOY MASAJISTA DESDE HACE ALGUNOS AÑOS Y HOY EL DR. ESCUDERO ME CONFIRMO ALGUNAS COSAS QUE YO PRACTICABA CON MIS PACIENTES.GRACIAS INFINITAS POR EXISTIR,ESTOY MUY CONTENTO POR HABERLO ENCONTRADO.

Deja tu comentario

Invitado Jueves, 06 October 2022
Joomla SEF URLs by Artio

Red Sostenible y Creativa 2013

Subir Versión Desktop