Red Sostenible y Creativa

Switch to desktop Register Login

Blog sostenible y creativo

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han usado en el blog.
Publicado por en en opinión
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2926
  • 0 Comentarios
  • Imprimir

La historia que nunca ocurrió



Cuenta una leyenda, que en insólita reunión, una vez tomaron forma, el Tiempo, la Vida y el Hombre, antes de su creación.

Los tres midieron sus fuerzas: El Tiempo mostró, que su poder está en su eterno caminar; yendo lento en el dolor y volando en el placer. Él, cual visión espantosa, sumía en el más negro olvido a los hombres y a las cosas, quedando todo a su paso, como si nunca hubiera sido.

La Vida, como ramera astuta, ocultaba su veneno en su más mansa dulzura, y cual sirena, con la imaginación alada, cantando llama y llama, para atraparnos en las mortales redes del placer, el ocio y la facilidad; siendo el final de todos los capturados, la vejez, la torpeza y la debilidad.

El hombre, atónito y espantado, contemplaba absorto la dramática pareja, enfrentado como Hércules al trabajo de arrebatarle a los cielos un trozo de eternidad. Entonces, analizó qué posibilidades tenía para triunfar, y vio, que no tenía más aliados que, la inteligencia, el valor y la determinación.

La inteligencia le aconsejó diciéndole; procúrate salud con una vida ordenada. Usa y posee las cosas, pero no te dejes poseer por ellas. Cultiva lo más noble de ti, y en ello, hallarás las claves para triunfar.

A continuación, el valor le animó diciéndole; debes saber, que el miedo obtiene su fuerza de mantener tu atención fija en él. Por ello, para vencerlo, del pasado obtén las enseñanza y olvídalo; vive en el ahora, y tras hacer proyectos para el futuro, pon los medios para lograrlo, cumpliendo la máxima de los alquimistas que dice: “Trabaja con tanto ahínco como si del último día de tu vida se tratase; pero haz tu trabajo tan a conciencia; como si tuvieras para realizarlo toda la eternidad”, pues el futuro es la obra de tus manos, porque para los valientes y constantes el final no puede ser otro que la victoria; por lo tanto, “no temas al miedo disfrazado de futuro, sino a tu propia indolencia.”

Finalmente, la determinación, como legendaria Walkiria, le ordenó diciendo; ciñe tu espíritu con la armadura de la perseverancia y, apréstate al combate; porque la madre naturaleza sólo acepta a los vencedores, pues los vencidos, no darán el salto que el hombre necesita y anhela dar, desde la materia grosera para contactar con los seres y fuerzas sutiles de la naturaleza, “el mundo de lo inmutable y eterno.”

Entonces, aunando sus poderes, los tres protectores mostraron al hombre la visión de las dos posibilidades de destino; y ante él, aparecieron los horrores que sufrían los vencidos al final de sus días; “eran seres abandonados en la negrura de la soledad y el vacío, sin más compañeros que los fantansmas creados por la fantasía de sus mentes, atormentados por el terror de la soledad y las criaturas que engendraron la imaginación de ellos, sufriendo además el aburrimiento más mortal que pueda concebirse , pues estaba generado por su propia vaciedad.

Tras tan desolador espectáculo, le mostraron cómo luchan los vencedores, pudiendo ver que ellos estaban sumidos en su actividad “en tal grado”, que en su interior el tiempo no existía, porque ignorando por completo todo lo que les rodeaba, no tenían más obsesión que el perfeccionamiento y la entrega a todo y a todos, terminando por convertirse en los colosos , que rasgando el velo del misterio con el poder de la insistencia, se bañaban en el agua de los ideales, quedando “aun más que Aquiles”, invulnerables a todo ataque del tiempo y los placeres de la vida; bebiendo además, en la fuente de la satisfacción interior, y cuando el final de sus vidas llegaba, el propio impulso que generaron en ellos sus obras, les permitía llegar hasta los mundos sutiles, para ocupar el trozo de eternidad, que ellos mismo crearon para sí.

Tras esta escena, todo se volvió a diluir en la oscuridad de la existencia de las cosas; que aún no habían llegado a ser.

GINÉS BUENO

Etiquetado en: espiritualidad

Comentarios

  • No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.

Deja tu comentario

Invitado Lunes, 06 February 2023
Joomla SEF URLs by Artio

Red Sostenible y Creativa 2013

Subir Versión Desktop