Red Sostenible y Creativa

Switch to desktop Register Login

Blog sostenible y creativo

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han usado en el blog.
Publicado por en en opinión
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 2994
  • 1 Comentario
  • Imprimir

La financiación del Yo



En un artículo anterior citaba a Jordi Pigem, quien decía que el 98% de la economía es especulación monda y lironda. Pues bien, si esta cifra la trasladáramos fuera del recinto de lo económico nos encontraríamos con cosas muy parecidas. Incluso es posible que de toda la energía que usamos, un 98% la consuma el Yo en detrimento de un actuar más allá de él. Ya sabemos que el Yo es muy cortoplacista y que esta actitud es la causa de que un 98% del potencial creador no se esté utilizando correctamente. Incluso hasta es posible que en nuestras actividades altruistas u orientadas al bien del grupo, siga habiendo un 98% de motivaciones parasitarias debidas a la excesiva financiación que el Yo ha tenido en esta corta historia del estado del bienestar inaugurada tras la 2ª guerra mundial. Ahora estamos en una crisis del sistema que pone en evidencia este 98%.

Tras la colonización, la revolución industrial, la liquidación de los viejos imperios, la subsiguiente descolonización y de la instauración de ese llamado “estado del bienestar” ha sobrevenido la financiación del Yo y la transformación de aquellos imperios que, lejos de desaparecer, proliferaron de formas bien distintas como, por ejemplo, la entronización de un emperador cuyo trono es la vida de cada uno. Cada Yo es un emperador que exige un 98% de financiación, un recaudador que hace suyo algo que debería pertenecer al bien común. Me pregunto si este emperador, que se alimenta de los totems que constituyen el sistema capitalista –consumo, cultura de la propiedad, individualismo y otras lacras que dejan al espacio común prisionero de la depredación del Yo que más poder tenga-, ¿no será tan sólo una promesa cuyo fundamento real es de tan sólo un 2%, y que ese 98 % es una burbuja especulativa que tarde o temprano va a explotar?

La felicidad personal, que sólo el emperador se podía permitir, colonizó nuestras mentes y fue canalizada hacia el consumo. Alguien nos dijo que podríamos desarrollar nuestro Yo gracias al dinero, y ahora resulta que cae y pone en evidencia un valor que ha estado tergiversado por el precio que este imperio de nuevo cuño marcó. Hemos acabado vendiendo nuestro valor por un precio, cuando el valor es invendible. El humano debe construir un nuevo paradigma que ponga a salvo el valor ante el afán depredatorio de esa fiera llamada precio. El dinero no vale lo que valía porque nunca valió. Se nos hizo creer que el valor venía dado por el precio. Fuimos abducidos de tal manera que el valor –de las cosas, de nosotros, de nuestra seguridad- ha sido eclipsado por el precio en un 98%.

La explosión de esa burbuja llamada Yo pondrá en evidencia muchas más cosas que hoy todavía no han salido del todo del armario. Entre ellas, el alma de Europa y su futuro.

La decadencia de Europa

Si Europa tuviera un inconsciente colectivo común y lo dejáramos hablar, nos diría algunas cosas. Nos diría que no aceptamos su decadencia o, mejor dicho, la nuestra. Nos diría que hemos vivido dos guerras mundiales y algunas civiles que sólo han servido para maquillar un declive del que ya se tenían señales desde el siglo XIX. Tan sólo las grandes guerras fratricidas han generado un horizonte de reconstrucción post-bélico que ha servido para maquillar la decadencia. A Europa podría irle bien una tercera guerra para seguir maquillándose a si misma. Lo que pasa es que ese truco ahora ya no puede funcionar. Es por eso que a la decadencia europea ya no se la puede maquillar. Asistiremos a situaciones que la pondrán en evidencia. Como máximo, a lo que puede aspirar Europa es a ser un museo, y está muy bien que eso sea así siempre y cuando caiga toda ínfula del imperio que fue y que dio lugar al brote romántico de los fascismos de diverso pelaje, que son los que sirvieron para elaborar todo ese maquillaje.

Como decía, la depresión europea que arrastramos desde la disolución de los imperios y la pérdida de las colonias dio lugar a esa nostalgia romántica que anhelaba un retorno imposible al pasado que nos llevó a las guerras que todos conocemos. Dejando los motivos concretos que todos conocemos, estas guerras sirvieron para crear horizontes en base a la reconstrucción de un horizonte digno. La generación que sufrió las guerras quiso construir un mejor horizonte para sus hijos. Sin embargo, estos positivos efectos colaterales sólo han servido para ir prolongando la anestesia de una Europa que ya no va a ninguna parte. Europa debe aceptar su depresión y saber cuidar lo que mejor tiene.

Las guerras han sido muy productivas: maquillajes que han servido para enmascarar una depresión que ya no se puede ocultar. Ahora, las generaciones jóvenes se van a encontrar con el estado del bienestar construido por sus padres en horas bajas. Se dice que estos jóvenes no va a vivir mejor que sus padres y, sin embargo, ya no pueden recurrir a una guerra que les ayude a fabricar un horizonte mejor para sus hijos. Estos jóvenes van a ser los clientes de la depresión. Se la van a encontrar de cara. Y a un Yo financiado excesivamente, la depresión le da un miedo espantoso. Sólo hay un remedio para ello: que el enfermo se convierta en médico. Para ello deberíamos quitarle la financiación el Yo y dársela al Nosotros.

Fuente:www.crisiseconomica2010.com

Autor: Gabriel Gutierrez

Comentarios

  • Invitado
    ferran Viernes, 02 July 2010

    Este es un artículo que nos parece muy lúcido al señalar las autenticas causas de la situación actual, por esto es importante que nos demos cuenta de que el cambio comienza en cada uno, es importante reconocer cual de nuestras inversiones de tiempo, dinero, atención o cualquier otra forma de energía sirve al Yo y cual esta orientada al ser o al nosotros, cual nos ayuda a vanzar en el camino hacia un mundo más humano y cual refuerza este sistema egocentrico e injusto, esta visión es clave para no seguir siendo co-responsables de tantas infjusticias y creo que la táctica del avestruz o la ignorancia de no querer verlo, no nos van a evitar el trabajo de hacer la travesía...juntos somos más

Deja tu comentario

Invitado Jueves, 06 October 2022
Joomla SEF URLs by Artio

Red Sostenible y Creativa 2013

Subir Versión Desktop